La liposucción es una técnica de cirugía estética para eliminar los depósitos de grasa persistentes que no responden a la dieta y el ejercicio. Estas acumulaciones de grasa se encuentran más comúnmente en los muslos, las caderas, el abdomen, las sentaderas, las rodillas, los tobillos, las pantorrillas y los brazos. El mejor candidato para la liposucción tendrá un peso normal, con solo depósitos de grasa localizados.

Las sentaderas  representan una de las áreas más difíciles para la liposucción. Después de la liposucción, a menudo las sentaderas tienen una apariencia “holgada”. A veces, la piel incluso tendrá una apariencia caída desagradable.

Los factores que determinan la probabilidad y la cantidad de caída incluyen:

  • La edad del paciente
  • La cantidad de depósitos de grasa
  • La elasticidad de la piel
  • La presencia de las estrías
  • La técnica de liposucción

¿La mayoría de los cirujanos realizan liposucción de sentaderas?

Muchos la hacen.  La mayoría de ellos sólo tratarán la parte superior de las sentaderas; muy pocos se arriesgan a trabajar con el área de los glúteos inferiores. El riesgo es obvio: caída severa y fea debido a la gravedad. Entre los que realizan la liposucción de glúteos inferiores, sólo muy pocos son capaces de evitar la desagradable apariencia holgada o caída.

¿Cuál es la clave para una liposucción de sentaderas exitosa?

En primer lugar, el Dr. Chugay no realizará la liposucción de sentaderas en cualquier persona.  Durante su consulta,  él le informará si usted es un candidato o no. La razón por la que algunos pacientes no deben ser tratados es la imposibilidad de cambiar cualquiera de los factores (incluyendo la edad, la elasticidad de la piel, etc.) antes mencionados excepto uno: la técnica de liposucción. En algunos pacientes, la piel colgará sin importar la técnica que se utilice.

Sin embargo, el Dr. Chugay puede tratar a muchos pacientes, que de otro modo no serían buenos candidatos para la liposucción de sentaderas, con excelentes resultados y sin esa fea caída. Este milagro es posible gracias a la utilización de una metodología única de liposucción de precisión del Dr. Chugay, que incluye ultrasonido externo, técnica tumescente especial, técnica de incisión abierta y cánulas especiales.