Contorneado de orejas

*

ear-contouring

*LOS RESULTADOS INDIVIDUALES VARIARÁN. LAS IMÁGENES NO CONSTITUYEN UNA PROMESA O REPRESENTACIÓN DE NINGÚN RESULTADO O EXPERIENCIA PARTICULAR.

La Otoplastia es un procedimiento quirúrgico común que se realiza para “plegar hacia atrás” o corregir las orejas protuberantes. Esta cirugía se puede realizar en adultos o en niños mayores de cinco años. A menudo se recomienda que se realice a una edad temprana para ayudar a evitar las burlas de otros niños en la escuela. Con frecuencia muchos padres no están conscientes o subestiman el grave trauma psicológico que puede producir ese acoso.

Procedimiento tradicional

Existen muchas técnicas de otoplastia. El método más común (tradicional) implica incisiones en la parte de atrás de las orejas para exponer el cartílago auricular. Normalmente se remodela algo del cartílago o se extirpa antes de que la oreja se reposicione. Entonces las incisiones se suturan para mantener esta corrección. El exterior de la piel se sutura y se aplica un vendaje que se mantiene por varios días para protegerlas en su nueva posición.  Las suturas normalmente se quitan unos días después.

Modificación del Dr. Chugay a la otoplastia tradicional

La técnica del Dr. Chugay se centra en volver a crear un pliegue normal del cartílago de la oreja.  Para crear un pliegue normal, se hacen cortes paralelos en el cartílago en la región donde se espera que esté pliegue normal, y se aplican varias suturas permanentes para mantener ese pliegue. Entonces se pliega la oreja hacia atrás con suturas permanentes que van desde el borde de la oreja hasta el revestimiento del hueso para aplanar la oreja permanentemente en una posición más natural.

Ventajas de la técnica del Dr. Chugay

La técnica estándar a menudo produce bordes afilados de apariencia artificial porque requiere eliminar una tira de cartílago. Esa metodología es innecesaria, excepto en un número de casos muy limitado, porque la apariencia de orejas grandes no está producida por el tamaño real de la oreja, sino por el ángulo de su posición en relación con la cabeza del paciente.

La otoplastia del Dr. Chugay incluye una técnica para crear un pliegue de la oreja que luzca natural. Se hace una incisión en dos sitios del cartílago de la oreja protuberante y ambos se unen con suturas permanentes. No se extirpa nada del cartílago. Este método produce el pliegue de la oreja de apariencia natural con bordes lisos.

¿Cuán común es la técnica que emplea el Dr. Chugay?

La técnica utilizada por el Dr. Chugay no es poco común, y ha sido popularizada independientemente por muchos cirujanos plásticos, a pesar de lo cual la mayoría de los cirujanos continúan utilizando el procedimiento estándar.  Para asegurarse de que usted o su hijo al final tengan orejas de apariencia natural, asegúrese de su cirujano no utilice la técnica estándar.

Anestesia

El Dr. Chugay utiliza una combinación de anestesia local y sedación intravenosa.  Usted estará dormido y cómodo durante el procedimiento. No se utiliza anestesia general, que conlleva más riesgos. El Dr. Chugay  se complace en ofrecer la Anestesia de Ricitos de Oro.

Sedación intravenosa:

  • Tiene menos riesgos
  • Asegura una recuperación más rápida
  • Causas menos náuseas y vómitos

Muchos cirujanos todavía utilizan la anestesia general. Después de todo, el paciente está completamente paralizado y eso facilita el trabajo. Sin embargo, la mayor comodidad del cirujano no se traduce en un mayor beneficio para el paciente.  Otra razón por la que tantos cirujanos prefieren usar anestesia general en vez de sedación intravenosa es la experiencia de su anestesista. Administrar sedación intravenosa requiere más experiencia. Muchos anestesistas y enfermeros anestesistas no saben cómo administrarla correctamente. Muchos anestesistas tienen poca experiencia práctica con la sedación. Requiere mucha destreza asegurarse de que los pacientes estén durmiendo cómodamente y que no se despierten durante la cirugía.

Después de su cirugía

La mejora de la cirugía es aparente inmediatamente, aunque el resultado final no será evidente por varias semanas, debido a la inflamación y otros cambios naturales como consecuencia de la sanación. Es normal tener inflamación y moretones, pero normalmente desaparecen en una semana más o menos. Los pacientes usualmente retornan a su actividad total después de dos semanas, aunque es necesario proteger las orejas contra recibir traumas o doblarlas hasta que la sanación sea más completa. Las molestias son leves y rara vez se necesitan medicamentos para el dolor.