*

*LOS RESULTADOS INDIVIDUALES VARIARÁN. LAS IMÁGENES NO CONSTITUYEN UNA PROMESA O REPRESENTACIÓN DE NINGÚN RESULTADO O EXPERIENCIA PARTICULAR.

Antecedentes

La mujer curvilínea está de moda otra vez. Los senos son cada vez más grandes, las sentaderas son cada vez más voluminosas, y existe una creciente demanda de un aspecto más voluminoso y  curvilíneo de los muslos. Algunas mujeres tienen muslos muy delgados, ya sea por herencia genética o por un programa de ejercicio vigoroso. Para aquéllas que tienen este problema, hemos diseñado una solución: un implante que se desliza por debajo de la fascia lata y le da un poco más de curvatura a la región lateral del muslo.

La operación

Se hace una incisión de 3 cm en la cara lateral del muslo y se continúa la disección hacia abajo hasta que el cirujano llega a la cubierta de la parte superior del músculo del muslo (fascia lata). Esta cubierta se abre y debajo de ella se crea un bolsillo para el implante del muslo personalizado. Este implante se coloca sobre el músculo, evitando tocar muchos nervios y vasos sanguíneos vitales. Una vez que el implante está en su lugar, el músculo y la piel se cierran. Entonces se traslada al paciente a la sala de recuperación antes de darle el alta.

Cuidado post operatorio

  • Se pide a los pacientes que usen una faja durante 1 mes
  • No deben realizar actividades agotadoras durante 1 mes
  • Puede volver a caminar al día siguiente y a hacer ejercicio ligero en 2 semanas

¿Qué tiene que ver el arte con todo esto?

Todo. En el aumento de músculo, el arte desempeña un papel durante la conceptualización y la ejecución. El Dr. Chugay considerará todos los factores: su tipo corporal, simetría, proporciones, el resultado deseado y el resultado más eficaz con la acción menos invasiva. Se crean diseños de implantes únicos y se seleccionan las ubicaciones propuestas de los implantes. Por último, se fabricará un implante hecho a su medida, creado sólo para usted, y se insertará hábilmente para brindarle la apariencia que siempre ha deseado.

Anestesia

El Dr. Chugay utiliza una combinación de anestesia local y sedación IV. Usted estará dormido y cómodo durante el procedimiento. No se utiliza la riesgosa anestesia general. El Dr. Chugay se complace en ofrecer la anestesia de Ricitos de Oro.

Sedación IV:

  • Es menos peligrosa
  • Asegura una recuperación más rápida
  • Ocasiona menos náuseas y vómitos

Muchos cirujanos usan anestesia general. Después de todo, el paciente está completamente paralizado y es más fácil trabajar. Sin embargo, el que sea más fácil para el cirujano no supone un beneficio para el paciente.  Otra razón por la que tantos cirujanos eligen la anestesia general en lugar de la sedación IV es la experiencia de su anestesista. Administrar sedación IV requiere más destreza. Muchos anestesistas y enfermeros anestesistas no saben cómo manejarla adecuadamente. Muchos anestesistas tienen poca práctica con la sedación. Requiere mucha destreza asegurarse de que los pacientes estén durmiendo cómodamente y que no se despierten durante la cirugía.

Después de la cirugía

Aunque puede que se sienta adolorido y tenga algunas molestias, el Dr. Chugay puede recetarle medicamentos para hacer que se sienta más cómodo después de la operación. Debe evitar las actividades vigorosas durante tres o cuatro semanas. El Dr. Chugay discutirá reanudación de las actividades con usted sobre una base individual.

Implantes laterales aumento de muslos

El Dr. CHUGAY publicó su trabajo en la Revista Americana de Cirugía Cosmética bajo el título Aumento de muslos: Ofreciendo curvas en los lugares correctos a la mujer promedio.

Breve extracto del artículo:

La mujer curvilínea está de moda otra vez. Los senos se están volviendo más grandes, las sentaderas son cada vez más voluminosas, y existe una creciente demanda para una apariencia más curvilínea de los muslos. Algunas mujeres tienen muslos muy delgados debido a la herencia genética o a un programa de ejercicio vigoroso. Para aquéllas que tienen este problema, hemos diseñado una solución: un implante que se desliza por debajo de la fascia lata y le da un poco más de curvatura a la región lateral del muslo.